Dickies + Lear: una historia de éxito, confort y seguridad
02 de Febrero de 2018

La historia de Lear como una de las empresas manufactureras de asientos automotrices y vestiduras más importantes del mundo, comenzó en 1917, cuando fue fundada en Detroit, Michigan (EUA), como American Metal Products. Desde ese momento, y a lo largo de 100 años, la compañía se ha expandido hasta llegar a 38 países del orbe, siendo uno de ellos México, en donde da empleo a más de 50,000 personas en diferentes estados del norte, centro y sur.

Es precisamente en nuestro país que los colaboradores de Lear se enfrentaron con un reto muy interesante: encontrar uniformes que pudieran representar una herramienta de trabajo, pero que al mismo tiempo les otorgara seguridad desde el punto de vista de su presencia e imagen corporativa.

Este desafío se veía reflejado especialmente en el área de mantenimiento, la cual es muy particular porque quienes trabajan ahí requerían uniformes especiales, más resistentes, para que se sintieran cómodos pero también seguros al hacer su trabajo.

Teniendo en cuenta estos retos, el área de recursos humanos decidió escoger a Dickies como su proveedor de ropa para el trabajo, demostrando con ello que su prioridad es su gente, especialmente en el departamento mencionado, pues ahí es donde garantizan que las plantas estén funcionando adecuadamente.

Tras unos meses de trabajo con Dickies, los testimonios de los trabajadores son contundentes:

  • Califican la ropa de estupenda en cuanto a su desempeño.
  • El personal de mantenimiento está muy a gusto con ella porque saben que es parte de su protección.
  • La marca les gusta mucho a sus empleados porque perciben que los viste bien y que les da presencia y buena imagen.
  • Afirman que su calidad es extraordinaria, que es ropa muy resistente y durable.
  • Dickies resiste las lavadas, aguanta el paso del tiempo y se desmancha fácilmente.

Ésta es la historia de Dickies y Lear, pero ahora queremos saber la tuya. ¿Nos la compartes?