Los tipos de cuello de camisa y cuál usar según la forma del rostro

 

Al principio los cuellos de las camisas se usaban para proteger la garganta, aunque ahora es un ornamento tradicional de estas prendas y dependiendo de su forma puede servir en distintas ocasiones.

Aunque parezca que todas las camisas son iguales y con un cuello puntiagudo, las opciones son distintas si se presta atención y dependiendo del tipo de lugar donde se usará y la forma del rostro y cuello de cada quien, se puede hacer una selección de camisas que favorezca.

 

 

Tipos de cuellos de camisas

 

Cuello inglés

Es el tradicional de las camisas de vestir, lo cual tiene sentido si se toma en cuenta que la sastrería nació en Inglaterra.  Sus puntas son alargadas aunque el tamaño puede variar dependiendo del sastre.

La altura de este cuello suele llegar un poco más arriba, por lo que si está cerrado da la sensación de estar más arreglado; por el tamaño de las puntas, no es recomendable usarlo abierto ya que puede dar un efecto de “avión”.  Cuando se usa con corbata, el nudo debe ser más estrecho por el espacio que hay y puede lucir un poco menos. Sólo es cuestión de elegir un nudo de corbata que se adapte al espacio del cuello.

 

Foto: revistagq

 

Cuello italiano

Este estilo conocido en inglés como spread collar (o cuello ancho), es una pieza más abierta y con puntas un poco más cortas que el inglés. Es considerado el más elegante y es el típico cuello de camisa del sur de Europa.

Este tipo de cuello se ve bien abierto o cerrado, con o sin corbata; la ventaja al usar este accesorio es que las puntas dejan al descubierto por completo el nudo, haciendo que luzca más. Por su versatilidad es ideal para todo tipo de formas de rostros.

 

Cuello Cutaway

Se puede considerar una variación del cuello italiano, sigue siendo corto con las puntas abiertas; lo particular de este estilo es la curvatura en las palas que lo hacen ver más abierto, también se puede usar con corbata al hacer nudos más grandes.

 

 

Cuello Mao

Es una pieza corta, levantada y con los extremos redondeados, su nombre original “Cuello Mandarín” se debe a que está inspirada en los trajes de la China Imperial. Este estilo es perfecto para lugares calurosos y ocasiones informales. Combinada con un saco y abotonada hasta arriba, esta camisa puede ser usada también en eventos casuales-formales.

 

Cuello Button-Down

Fue inventado en 1896 y su función es sujetar los extremos del cuello a la camisa con botones. Originalmente se usaba en cuellos deportivos más que en camisas de vestir. Algunas prendas formales usan este cuello, aunque sigue siendo más común verlo en looks casuales y son los favoritos de muchos hombres que prefieren no batallar con los cuellos que se abren durante el día. Si en tu trabajo usas camisas, opta por este estilo, que te dará seguridad sin importar que debas vestir formal o casual. Busca la camisa Oxford con botones en el cuello o la camisa de trabajo de mezclilla.

 

 

    

Tipos de cuellos según la forma del rostro

 

Rostro delgado: Estos se benefician de los cuellos con aperturas más anchas como el italiano o el cutaway.

Rostro redondo: El cuello inglés favorece a este tipo de fisionomía, aunque dependiendo del largo del cuello, ya que el corte inglés puede cubrir gran parte de un cuello corto. El italiano desabotonado puede ser otra buena opción.

 

Cuello largo: El cuello largo no es algo de lo que los hombres se quejen y por lo general no es algo que se trate de ocultar. En estos casos los cuellos inglés e italiano se pueden usar abiertos o cerrados.

Cuello corto: El cuello italiano o al cuello mao al ser menos altos, le aportarán más espacio al cuello para que sea visible.

 

Aunque existen otras variantes de los cuellos de camisas como aquellos de ópera (para smoking), con botones ocultos o con ojales para seguros, éstos son los más comunes y que te serán útiles en el uso diario.