Rotación de personal: causas, consecuencias y consejos 

22 de mayo 2020

 

Casi todas las empresas, tanto grandes como medianas y pequeñas, se han enfrentado a una de las mayores problemáticas actuales en el mundo de los negocios: la rotación de personal. Este fenómeno puede ser voluntario o involuntario, sin embargo, conlleva graves consecuencias que se ven reflejadas en los gastos y en el tiempo de dueños, colaboradores y clientes.

 

De acuerdo con cifras de abril del 2020 de la Secretaría del Trabajo, en México hay alrededor de 55 millones de trabajadores. De ese número, el índice de rotación de las plantillas laborales es de 16.75% (uno de los más altos de Latinoamérica), cuando lo sano debería ser de 10%. Las razones son varias:

 

  • Clima laboral desfavorable

  • Falta de oportunidades para el crecimiento profesional

  • Salarios no adecuados al puesto y pocas prestaciones

  • Trabajo no satisfactorio para el colaborador

  • Liderazgo inadecuado

 

Ludica Ludica

 

Podríamos seguir enumerando causas, pero las principales son las mencionadas anteriormente. Para ello, las empresas deben actuar bajo políticas preventivas, sobre todo si quieren evitar las siguientes consecuencias:

 

  • Ambiente laboral inapropiado: Un colaborador, al ver que sus compañeros de trabajo rotan constantemente, comienza a cuestionar la seguridad sobre su posición en la empresa. La incertidumbre afecta directamente a los colaboradores y les puede generar depresión, estrés, ansiedad y falta de concentración.

  • Pérdidas económicas: La contratación y el despido o la renuncia de un trabajador implican ciertos gastos operativos elevados (publicación de vacante, capacitación, permisos, trámites, etc.). Esto representa menores ingresos netos. 

  • Pérdida del know how: Dado que la rotación es constante, la curva de aprendizaje estará siempre presente. Con esta situación, las capacitaciones e inducciones se vuelven un recurso casi permanente. En línea paralela, el seguimiento con el cliente se ve interrumpido varias veces.

  • Reputación de la marca:  Al ver que las empresas publican seguido sus vacantes, como candidato, te causa ciertas dudas e inseguridades al respecto. Una organización es percibida negativamente en el mercado laboral con alta rotación de personal.

 

Sin duda alguna, las empresas pueden y deben implementar medidas para evitar la entrada y salida constante de sus colaboradores. Por eso, aquí enlistamos tres prácticas que funcionan para bajar el índice de rotación:

 

  1. Dar importancia al crecimiento y aprendizaje. Una buena capacitación desde el primer día siempre será útil para que el colaborador se sienta seguro en su terreno. Ahora bien, para fortalecer esa seguridad, se pueden implementar curso y talleres de forma periódica para el aprendizaje continuo. De esta manera se muestra el interés que tiene la empresa sobre su propio equipo. 

  2. Incentivos. Los aumentos de salarios y las prestaciones la mayoría de las veces serán un buen estímulo; sin embargo, no todos los trabajadores tienen las mismas necesidades. Por ello, es importante indagar y entender qué es lo que le quita el sueño. 

  3. Uniformes. Es un accesorio que ayuda a los trabajadores porque representa la uniformidad y la unión entre el grupo de trabajo; además, los trabajadores se sentirán valorados por la organización. Por otro lado, es la primera imagen de la empresa frente a cliente.

 

 

Por esta última razón, las organizaciones deben elegir con cuidado el uniforme de sus colaboradores: fijarse en la calidad de los productos y en el cumplimiento con estándares de resistencia es mandatorio. Por ello, una opción viable es Dickies, ya que cumple con los puntos anteriores y es una marca especializada en ropa de trabajo.

 

Conoce uniformes y ropa de trabajo de calidad en Dickies, visita www.dickies.mx