Equilibrio entre diseño y usabilidad en los uniformes de trabajo 

17 de abril 2020

 

En el ámbito laboral, la forma en la que visten los colaboradores va muy ligada a la imagen profesional que proyecta la empresa para la que trabajan, por eso, usar las prendas adecuadas suele ser una herramienta muy poderosa para construir una percepción positiva de la compañía.
 

Un buen uniforme de trabajo comunica seguridad tanto a clientes como al público externo, y al mismo tiempo transmite un fuerte sentido de pertenencia entre los colaboradores, por lo que su uso se considera parte de la identidad corporativa y una estrategia de mercadotecnia empresarial.


 

Antes de elegir un uniforme para tu personal, es preciso prever el tipo de trabajo y el entorno al  que estará expuesto. También es necesario tener en cuenta el tipo de tela, los colores, la textura y el diseño que necesiten. 

Entre las telas de mejor calidad para la fabricación de uniformes de trabajo, destacan las siguientes: 

  • Algodón: es una tela de origen natural que ofrece resistencia y durabilidad, además de ser suave y transpirable. 

  • Poliéster: un tejido de origen sintético muy resistente a las manchas que ofrece gran elasticidad.

  • Nylon: también de origen sintético, es una tela resistente al agua que no necesita ser planchada.

Al tratarse de prendas que se utilizan durante toda la semana con un promedio de ocho horas diarias, es importante que los materiales con los que está elaborado el uniforme, permitan que su continuo lavado no produzca un desgaste significativo; para ello se recomienda elegir fibras de calidad, funcionales y durables que maximicen su periodo de reemplazo y garanticen la comodidad de los empleados dependiendo de las actividades a realizar. 

Las telas de baja calidad impiden una adecuada transpiración, pueden irritar la piel, acumular pelusas y perder rápidamente el color, otra desventaja de este tipo de tejidos es que se desgastan con mayor facilidad, lo que implica un mayor gasto.

Tecnología para cada labor

Las propiedades que ofrece cada tipo de tela permiten que sea posible brindar aspectos que faciliten y hagan más cómoda cada actividad. Lo cierto es que cada labor tiene sus propias exigencias y requiere tecnologías específicas. Dentro de la gran variedad están las telas antimanchas, especiales para los trabajos en los que el uso de distintos materiales como líquidos o comida es común. Estas telas ayudan al lavado fácil y a mantener una buena presentación. 

Por otro lado hay telas diseñadas para protección solar o aislamiento del calor, muy utilizadas en sectores como la minería o la manufactura. También hay telas especializadas para aquellas personas que se encuentran en trabajos de oficina o atención a clientes y  garantizan una presentación impecable.
 


En Dickies puedes encontrar un gran portafolio de ropa de trabajo adecuada para diferentes actividades. Si te interesa conocer más sobre algún producto en especial, déjanos tus datos en este link y uno de nuestros agentes de ventas te contactará para brindarte la información que necesites.