Cómo hacer home office y no morir en el intento

25 de marzo de 2020

 

El trabajo remoto tiene muchas ventajas si se implementa de manera correcta. Esta práctica es un gran reto a implementar en muchas empresas por sus grandes ventajas y beneficios tanto para la misma compañía en temas de reducción de costos, como para los empleados que pueden ser contratados desde cualquier parte del mundo sin que estos últimos tengan que invertir tiempo en traslados y hacer gastos en alimentación fuera de casa.


 

Esta modalidad de trabajo ya es implementada en muchas compañías tanto nacionales como extranjeras que han demostrado la eficiencia del home office cuando los empleados son disciplinados y responsables con sus actividades de trabajo.
 

Sin embargo, cuando las personas no están acostumbradas al trabajo remoto, el periodo de adaptación puede ser un poco difícil. La clave para que todo salga bien es tener comunicación efectiva y buena organización con el equipo de trabajo.
 

Aquí te damos algunas recomendaciones para que puedas realizar con éxito tus actividades laborales desde la comodidad de tu casa:
 

1 Establece una rutina y respétala

Al estar en casa es tentador quedarse más tiempo en la cama. Para ser más productivo sin perder el foco, es importante establecer una rutina de trabajo: levántate siempre a la misma hora, báñate, desayuna y arréglate, así podrás estar más activo y será más difícil que te vuelva a dar sueño. 
 

2 Dispón un espacio para trabajar

Adapta un lugar fijo y equipado con todo lo que necesites para tu día a día: una silla cómoda, una mesa funcional, material de oficina, internet de buena velocidad… todo lo que necesites para trabajar como si estuvieras en la oficina. Trabajar en la cama, el comedor o la sala, además de ser poco profesional, te quita energía y te impedirá concentrarte en tus actividades.
 

3 Evita distracciones

Para quienes viven contigo puede ser difícil entender que aunque estás en casa, no estás disponible para atender asuntos del hogar. Es necesario dejar claro cuál es tu horario de trabajo y que tu trabajo desde casa, es igual como si estuvieras de manera presencial en tu empresa.
 

4 Toma descansos regulares

Es bueno tener una rutina cuando trabajas desde casa, pero el trabajo no debería volverse monótono. No debes permanecer pegado a la pantalla de la computadora todo el día. Es importante tomar descansos regulares, puedes tomar unos minutos para estirarte, hacer algo de meditación, prepararte un café o leer algo. 
 

5 Finaliza tu día laboral

Tan necesario como la disciplina para empezar el día de trabajo es tener la disciplina para finalizarlo, de lo contrario terminarás trabajando 24 horas sin darte cuenta. Priorizar tu lista de pendientes te ayudará a cerrar tu jornada a tiempo y poder despejar tu mente.
 

Para tus días de home office la ropa Dickies es tu aliada incondicional, ya que brinda comodidad y te hace lucir increíble para cualquier ocasión de tu día.