Equipos de Protección Individual
28 de Julio de 2016

 

 

La correcta selección y utilización de equipos de protección individual hace la diferencia en situaciones de riesgo laborales e higiene industrial.

Para combatir los accidentes laborales es necesaria la aplicación de medidas y técnicas para la eliminación de riesgos desde su origen; cuando estas medidas son insuficientes se impone la utilización de equipos de protección individual.

Los Equipos de Protección Individual (EPI) pueden ser la diferencia al momento de un accidente, al protegernos de riesgos o actividades que la misma tarea representa; por ello la importancia de una adecuada elección, utilización y mantenimiento.

Norma general

Los EPI deben utilizarse cuando existan riesgos para la seguridad o salud de los trabajadores, junto con otras normas básicas de seguridad dependiendo la industria.

Selección

Para seleccionar los EPI adecuados a cada situación debemos tomar en cuenta los siguientes puntos:

- Análisis previo y evaluación de riesgos existentes.
- Definición de características de protección individual para garantizar su correcto funcionamiento.
-Determinar qué equipos son realmente necesarios.
Muchas veces se adquieren equipos que en lugar de proteger estorban e incomodan al trabajador.
- Adaptabilidad al riesgo de cada equipo.
El equipo debe proteger lo justo, ni más ni menos.
Por ejemplo: Un trabajador que tenga que utilizar protección auditiva, pero a la vez ser capaz de escuchar señales acústicas de alarma.
- Adaptabilidad a la persona.
El equipo debe ser cómodo y tiene que brindar libertad de movimiento.
Por ningún motivo el uniforme y/o equipo debe afectar, molestar o estorbar al empleado.
- Adaptabilidad al entorno laboral.
Introducir un elemento inadecuado en el lugar de trabajo puede provocar problemas de incompatibilidad con las tareas desarrolladas.
- Se recomienda que el equipo de protección sea de uso personal.
Se recomienda tomar las medidas adecuadas de higiene.

Antes y después de adquirir el EPI es necesario informar a los trabajadores del uso correcto de los equipos, de los riesgos contra los que les protegen, así como de las actividades u ocasiones en las que deben utilizarse.

También es importante informar de qué riesgos no protege el equipo.

Una correcta cultura de seguridad es parte fundamental para implementar de manera correcta un programa de EPI, debemos entender que la seguridad laboral es responsabilidad de todos y que para lograrlo es necesario un liderazgo adecuado y trabajo en equipo.

http://www.insht.es/InshtWeb/Contenidos/Documentacion/FichasTecnicas/

NTP/Ficheros/701a750/ntp_733.pdf