Compra inteligente de uniformes escolares
14 de Julio de 2016

 

 

Con el inicio del ciclo escolar vienen nuevos retos para los alumnos y para las familias. El reto para los padres: adquirir uniformes y útiles escolares de manera inteligente para obtener el mejor costo - beneficio.

Se estima que los padres de familia gastan por hijo más de mil pesos para el uniforme escolar, sin sumar gastos como: colegiaturas, inscripciones, libros, cuadernos, actividades extra escolares, materiales y certificados médicos, entre otros.

Si además tomamos en cuenta que muchas familias no tienen la previsión del ahorro, estos gastos se convierten en su principal preocupación. (GCE)

Nuestra recomendación para que este gasto anual no sea un dolor de cabeza, es la elaboración de un presupuesto y la compra inteligente.

En este caso te brindaremos las mejores recomendaciones para la compra y selección de uniformes escolares ya que aunque su uso no es obligatorio, la SEP lo recomienda pues es una medida de seguridad tanto para la escuela como el alumnado.

Al momento de adquirir un uniforme escolar toma en cuenta los siguientes puntos:

1  Revisa que estén fabricados con material de alta calidad, telas durables y resistentes, capaces de soportar el trato duro, caídas, raspones, saltos.

 

2  Elige uniformes elaborados con telas reforzadas en áreas críticas de desgaste, como rodillas.

 

3  El buen diseño y corte son importantes, ya que además de ofrecer una buena imagen, permiten al niño o adolescente, comodidad, libertad de movimiento y menos sudoración.

 

4  Adquiere un uniforme con una talla o centímetros más grande, los niños crecen muy rápido así que el tiempo te lo agradecerá.

 

5  Otro aspecto relevante y que agradecerán en las lavadas, son los tratamientos antimanchas o antiarrugas.

 

6  Las telas reforzadas y materiales es otro punto importante ya que esto define la calidad y durabilidad de las prendas.

Si bien los uniformes de primera calidad pueden superar un poco el precio de otros de menor calidad, el beneficio se percibe a mediano o largo plazo al generar ahorros y al no tener que realizar la recomerá de estas prendas cada ciclo escolar.