La ergonomía en los lugares de trabajo.
29 de Junio de 2016

 

 

La productividad y la calidad en casi todas las ramas del sector de producción y servicios están directamente relacionados con las condiciones de espacios de trabajo. Un espacio inadecuado tiene diversas consecuencias como: menos productividad, menos calidad en la cadena de producción, enfermedad laboral, insatisfacción del personal, entre otros.

La ergonomía se encarga de que lo anterior no suceda por medio del estudio del puesto de trabajo.

Puesto de trabajo:
Es el lugar que ocupa un trabajador para realizar su trabajo. Por ejemplo: Mesas en las que se ensamblan piezas, se manejan computadoras, maquinaria pesada, espacios donde se efectúan inspecciones de calidad o espacios libres en los que existe gran movilidad y desplazamiento de los trabajadores.

Si el puesto de trabajo no está diseñado adecuadamente, el trabajador puede sufrir diversas lesiones como:

- Lesiones en la espalda: Tensión de hombros, cuello, lumbalgia y esguince lumbar.
- Problemas de circulación en las piernas: Celulitis y/o varices.
- Lesiones por esfuerzos repetitivos: Bursitis, epicondilits, ganglios y osteoartritis.

Las principales causas de estos problemas son:

  1. Obligar a un trabajador a adaptarse a malas condiciones laborales. Sillas mal diseñadas, poco espacio, iluminación insuficiente, herramientas no adecuadas.

  2. Las vibraciones y tareas repetitivas, los giros, las posiciones de trabajo forzadas, una fuerza o una presión excesiva, el levantar o empujar objetos pesados.

  3. Poco o nulo conocimiento sobre lesiones y enfermedades relacionadas con la ergonomía, síntomas habituales y causas.

  4. Falta de aplicación de los principios de la ergonomía.

Las lesiones por esfuerzos repetitivos es la causa habitual de lesiones y enfermedades que además de ser muy dolorosas y en algunos casos incapacitantes, tienen un alto costo para la empresa, los trabajadores y sus familias.

La aplicación de los principios de la ergonomía pueden brindar cambios positivos en espacios de trabajo, junto con la prevención y concientización de riesgos.

Principios básicos de la ergonomía:

  1. Para labores minuciosas que exigen inspeccionar de cerca los materiales el banco/silla de trabajo debe estar más bajo, contraria la que se utilizaría para desempeñar una labor pesada.

  2. Para las tareas de ensamblaje, el material debe estar situado en una posición tal, que los músculos más fuertes del trabajador realicen la mayor parte de la labor.

  3. Se deben modificar o sustituir las herramientas manuales que provocan incomodidad o lesiones por la que más le convenga al trabajador.

  4. Ninguna tarea debe exigir de los trabajadores que adopten posturas forzadas.

  5. Enseñar a los trabajadores las técnicas adecuadas para levantar pesos, así como las herramientas adecuadas para llevar a cabo esta labor.

  6. Disminuir al mínimo posible el trabajo en pie.

  7. Rotación de tareas continua para disminuir todo lo posible el tiempo

    que un trabajador dedica a efectuar una tarea sumamente repetitiva.

  8. Colocar a los trabajadores y el equipo de manera tal que puedan desempeñar sus tareas teniendo los antebrazos pegados al cuerpo y

    con las muñecas rectas.

  9. Usar el equipo y uniforme de protección adecuado.

Los cambios en la ergonomía que se pongan en marcha en el lugar de trabajo pueden hacer la diferencia siempre y cuando se tenga en cuenta el conocimiento y aportación de los trabajadores.