¿Cómo reconocer un buen equipo de trabajo y uniforme?
20 de Abril de 2017

Sabemos que dentro de la industria laboral, conocer las especificaciones de los uniformes y el equipo de trabajo es importante para el correcto desempeño de los trabajadores y la protección de los mismos con materiales resistentes; pero… ¿cómo podemos comprobar que lo que estamos comprando son productos de calidad?

Hay diversos factores a considerar, no solo se trata de trabajar cómodamente, sino de que el uniforme cumpla con las especificaciones de seguridad para cuidar la salud y vida de tus trabajadores. 

Los uniformes laborales son símbolo de una buena organización empresarial, además de ser una muestra de la unión y trabajo en equipo que existe dentro de la empresa. 

Sabemos que no todas las empresas desempeñan el mismo tipo de trabajo, unas pueden tener funciones más rudas que otras, sin embargo, dentro de las especificaciones más importantes se encuentran las siguientes:

 

  • La tela siempre juega un papel importante para la elaboración de cualquier uniforme, asegúrate de que sea resistente, durable, cómoda y de calidad alta. 
  • Los pantalones de mezclilla son de gran importancia para este tipo de trabajo, ya que protegen gran parte del cuerpo del trabajador. Por esta razón, el tipo de tela debe ser el adecuado, y en caso de trabajar con temperaturas altas, la tela debe ser resistente a las flamas. 
  • En el caso de los overoles, se debe tomar en cuenta que cubra todo el cuerpo sin excepción, sin dañar o apretar ninguna parte del cuerpo. 
  • Las playeras o camisas deben ser holgadas para tener mayor facilidad de trabajo y mejor movilidad, especialmente cuando se trasladan diferentes objetos dentro de los espacios de trabajo.
  • Es muy importante contar con un equipo de protección como guantes, gafas, casco, botas industriales y si se requieren, orejeras que protejan del ruido excesivo de la maquinaria pesada.

Antes de utilizar el uniforme o herramientas de trabajo, debes asegurarte de que se encuentren en perfecto estado, que la tela no se encuentre rasgada o rota, que el casco no esté roto y que las gafas protectoras cubran perfectamente tus ojos. 

Recuerda mantener en perfecto estado la ropa de trabajo de tus empleados, siguiendo las especificaciones del cuidado de las mismas. Un uniforme limpio y cuidado habla bien de ti como empresa y tus clientes sentirían mayor confianza a la hora de trabajar contigo.