Mejores prácticas para elegir un uniforme empresarial
20 de Diciembre de 2016

Los uniformes en el ámbito empresarial son una decisión que cada empresa toma por sí misma, ya que no todas optan por un uniforme para todos su empleados de forma obligatoria; también se puede elegir un código de vestimenta que los empleados deben seguir, pero un uniforme tiene muchas ventajas algunas de ellas son:

 

  • Integración al equipo
  • Seguridad del personal 
  • Branding de la empresa
  • Mejora de la imagen 
  • Primera impresión 

Los códigos de vestimenta tienen el mismo objetivo, pues buscan que sus empleados presenten una buena imagen al estar representando a la empresa, pero un uniforme debe de ser práctico y tener un objetivo, por lo que cada empresa decide el diseño de su vestimenta. Dependiendo de las necesidades de seguridad o imagen se debe escoger el material, color y diseño adecuado para cada una. 

Si tu empresa tiene necesidades de seguridad relacionadas con la industria, puedes comenzar por definir qué peligros pueden resolverse con un uniforme. Para estas situaciones, las opciones son muy variadas ya que existe protección contra:

  • Fuego
  • Químicos
  • Calzado para proteger de objetos pesados
  • Frío extremo

Para estos casos, existe una gran variedad de materiales de los que se puede elegir los de más alta calidad.  Otra variable es que también hay personal que se encarga de puestos administrativos por lo que el uniforme es diferente y debe ajustarse a estas diferentes necesidades.

La diferencia entre uno de seguridad y uno empresarial, además del uso, es el diseño. Un uniforme en el entorno empresarial refleja la imagen de la empresa, si los empleados en estos puestos son los que se encuentran con los clientes, la empresa debe asegurarse de que sus uniformes reflejen una idea acertada de la marca. 

A continuación, te presentamos una serie de pasos que pueden servirte para diseñar los uniformes de tu empresa.

Color

El color de los uniformes es algo que resalta, puedes utilizar el color del logo de la marca u optar por algo diferente, pero debe ser un color que fácilmente se identifique con los colores de la empresa, además de combinar el atuendo para que los empleados luzcan arreglados.

Logo

Un elemento importante es bordar el logo al uniforme para proyectar una imagen de pertenencia. Esto ayuda a mantener la imagen de la empresa limpia y hace más fácil para los clientes identificar a los empleados.

Diseño único

Puedes optar por diferentes diseños para cada puesto, de esta manera se sentirá la pertenencia a un equipo. También personalizar los uniformes con el nombre del empleado es importante. En el caso de la interacción con los clientes, esto facilitará la comunicación, además, portar un uniforme personalizado le da un toque diferente a cada uno.

Calidad

Un uniforme refleja la imagen de la empresa en primera instancia, por lo que debes asegurarte de que los uniformes que se usen en la tuya sean de alta calidad, además de que esto disminuye la necesidad de renovar uniformes constantemente. Recuerda que son una inversión: aunque resulte más caro un mejor material, no requerirá costo extra de mantenimiento.

Condiciones de trabajo

Al diseñar un uniforme, ten en mente el clima, el uso que se le dará y los cambios de ambiente. Para un empleado que está dentro de la oficina o para el que sale constantemente, debe ajustarse adecuadamente. 

Puedes proveer de distintas prendas para los diferentes puestos: la seguridad de los trabajadores es la preocupación principal. 

Elegir el uniforme para tu empresa es vital, ya que es el elemento con el que se distingue la imagen. Es una buena decisión tomando en cuenta las ventajas que tiene un uniforme, por lo que es importante tomarse el tiempo necesario para diseñarlo y adaptarlo a las necesidades de tu empresa.