¿Por qué es tan importante aprender a delegar labores?
09 de Diciembre de 2016

Todas las empresas están formadas por equipos de personas que cuentan con las capacidades necesarias para alcanzar las metas de la compañía. Son un conjunto de equipos que se encargan de diferentes tareas,  con el fin de lograr que el proyecto principal funcione. 

Como están compuestas de personas, es importante aprender a trabajar en equipo para poder obtener mejores resultados y para lograr esto, las labores se deben dividir entre todos de acuerdo con sus habilidades. 

A veces hay personas con sobrecarga de trabajo, lo que disminuye la productividad o la calidad de cierto sector en la empresa. A continuación, te presentamos los beneficios principales de dividir y delegar el trabajo:

Ambiente más sano

A veces resulta ser un espacio de trabajo saturado en el que la carga más pesada se concentra en un grupo de personas. Para evitar el estrés extremo dentro de la empresa, es importante dividir las tareas y si es necesario, pedir ayuda de más personas: esto logrará reducir la presión y mejorar la calidad de los resultados.

Un ambiente agradable tiene resultados directos en el trabajo, por lo que es una razón muy importante para comenzar este cambio.

Resultados visibles

A un ritmo de trabajo constante, los resultados serán fácilmente medibles, haciendo más fácil la tarea de proponer metas a largo plazo. Con varios equipos encargados de entregar un proyecto o un pedazo del proyecto podrás definir tus necesidades con base en el rendimiento de cada equipo.

Esto facilitará la tarea de revisar al final de cada proyecto el desempeño de cada integrante del equipo y aclarará los puntos de oportunidad basados en el producto final.

Participación de más personas

Puede resultar injusta la división de cargas pues habrá personas con más trabajo, pero con una correcta división de obligaciones, las personas podrán participar activamente dentro de la empresa cada vez más, las relaciones entre los empleados podrán mejorar, lo que en conjunto hará que la empresa se considere un mejor lugar de trabajo. 

Las personas son lo que hacen a la empresa, asegurando un espacio cómodo para los que participan en ella, así mejorará el desempeño en gran medida.

Calidad

Cuando haz logrado crear un equipo con motivaciones y cualidades similares, podrás decidir qué proyecto corresponde a las características de cada equipo. De esta manera, el trabajo en equipo logrará los resultados con la más alta calidad, ya que sus habilidades se enfocan a esto. También, podrán aprender de su equipo nuevas técnicas para llevar a cabo el trabajo.

Cuando se trata de trabajar de manera colaborativa, todos aprenden cosas nuevas, haciendo a tu equipo capaz de llevar a cabo distintas tareas.

Mejor enfoque

Al ser un proyecto colectivo con una meta en común, se encontrarán con una gran diversidad de propuestas que lleguen al mismo punto. Esto crea proyectos más creativos y originales, ya que cada quien aporta una pieza. 

Motivación

Al ajustar la carga de trabajo correspondiente a las habilidades de cada quien, lograrás que los empleados de la empresa se mantengan motivados, pues se trata de un proyecto relacionado con sus intereses.

Al encontrarse, además en un equipo que quiere cumplir con las mismas metas, se facilitará el trabajo y surgirán ganas de hacerlo.

Compromiso

Cuando se trabaja de forma individual, la carga de trabajo puede resultar como una tarea extra que causa estrés, pero al compartirlo con un equipo, es mucho más probable que todos se comprometan a realizarlo, ya que la carga disminuye y se cuenta con apoyo para realizarlo. 

Comprometerse con un equipo facilita la entrega y dedicación, además de que fortalece las relaciones que se crean, haciéndolo un espacio de trabajo agradable para los empleados. 

En una empresa, cuidar a las personas debe ser prioridad ya que son quienes mueven todo el proyecto. Dividir la carga de trabajo tiene muchos beneficios, pero requiere de confianza en todos los empleados y compromiso para realizar todo lo que se necesita. 

Puede resultar una transición difícil, pero que al final del día valdrá la pena al ver los resultados de un mejor manejo de tiempos, uso de habilidades y originalidad de los proyectos.