Uniformes: una inversión con muchas ventajas
04 de Noviembre de 2016

Diversas empresas requieren que sus empleados utilicen un uniforme que represente a la marca y en algunos casos se trata de un requerimiento de seguridad, sin embargo, en cualquier industria y entorno laboral un uniforme puede resultar beneficioso.

Las empresas industriales tienen una gran responsabilidad con sus empleados, ya que usualmente están expuestos a riesgos que pueden resultar en grandes lesiones si no se toman las medidas de protección necesarias. La primera precaución que se debe tomar es un uniforme adecuado y diseñado especialmente para las tareas que se van a realizar.

 Como existen diferentes necesidades, no todos los empleados pueden portar el mismo atuendo, por lo que se puede personalizar de acuerdo al trabajo que se realiza. 

¿Por qué es una inversión?

Los uniformes de trabajo industrial pueden resultar costosos, ya que los materiales varían, además de que se tienen que renovar cada determinado tiempo una vez cumplido su ciclo de utilidad.

A pesar de ser un costo extra, las ventajas que tiene portar uniformes incluyen aspectos en relación a la empresa pero también a la calidad del entorno de los empleados.

A continuación, una explicación de cómo funcionan estos aspectos:

Integración del equipo

Las personas están acostumbradas a trabajar mejor si cuentan con un equipo que los apoye para lograrlo. Siempre se busca pertenecer a un grupo y formar parte de algo más grande. Con un uniforme, se genera pertenencia a la empresa y crea una imagen ante las personas que no forman parte de la misma.

Seguridad del personal

Como mencionamos previamente, los uniformes son la primera medida de prevención de accidentes en el espacio industrial. Además una empresa que provee a sus empleados con los atuendos requeridos para evitar accidentes, promueve la responsabilidad. 

Branding de la empresa

La esencia de una empresa es un factor muy importante en el mercado. Tener un equipo dedicado, que sepa cómo tratar a los clientes y orgullosos de formar parte de la empresa puede hacer la diferencia en muchos aspectos.

En este sentido, un uniforme juega el rol de asociar la empresa con la amabilidad de los empleados que interactúan con los clientes.

 Mejora la imagen de la marca

Si es un establecimiento físico que los clientes visitan, la empresa debe encargarse de hacer el ambiente de lo más agradable. Tener empleados con código de vestimenta, como un uniforme transmite confianza y profesionalismo.

Estos son algunos de los puntos relacionados con la empresa en general, pero existen muchas otras ventajas, como:

 

  • Compañerismo: al portar todos los trabajadores la misma ropa, se crea un ambiente de igualdad y la esencia de un equipo, que finalmente promueve el trabajo colaborativo. 

 

  • Igualdad: como todos portan el mismo uniforme no habrá distinciones de puestos, lo que propicia a una mejor convivencia de pares.

 

  • Sentido de pertenencia: una empresa es un equipo del que todos los empleados forman parte. Utilizar una prenda distintiva los vuelve parte del equipo, lo que puede mejorar el ambiente de la empresa.

 

  • Impresión positiva: los uniformes pueden dejar una impresión positiva frente a otras empresas, además de proveedores o socios.

 

  • Confianza: una empresa que tiene uniformes crea confianza ante el público, ya que es un distintivo fácil de identificar.

 

  • Promociona y crea la marca: es una forma fácil de promocionar la marca de la empresa, además de dar un mensaje de lo que trata la empresa.

 

Recuerda elegir siempre la mejor calidad de materiales para evitar tener que reemplazarlos con más frecuencia.