Primeros auxilios dentro de la empresa
04 de Octubre de 2016

Los accidentes son inevitables y diario suceden situaciones que ponen en riesgo la salud de las personas. En caso de que sea un lugar de trabajo, estas complicaciones pueden tener consecuencias graves y hasta llegar a la muerte, si no son atendidas rápida y correctamente.

Además de los conocimientos básicos, las empresas deben contar con personas que sepan reaccionar a casos más específicos o delicados y aunque no sean médicos especializados ser capaces de contener la situación el tiempo suficiente mientras se espera la llegada de la atención médica.

Una empresa responsable debe informar a sus empleados de los accidentes o situaciones de riesgo más comunes y cómo actuar ante ellas.

 Los puntos principales son:

 

  • Qué hacer en caso de una emergencia.
  • Teléfonos de ambulancias cercanas.
  • Uso básico de los botiquines de primeros auxilios.

Aunque estos son los conocimientos básicos, se deben ofrecer capacitaciones que pueden ser divididas en formación básica, complementaria y específica. 

Todos los establecimientos deben contar con personas que conozcan sobre estos temas. Se puede ofrecer a personas que trabajen en la empresa y que escojan voluntariamente tomar estos clases.

Las personas que decidan hacerlo, pueden ser denominados “socorristas laborales”, quienes serán los primeros en atender a la persona que lo requiera.

 

Formación básica

Esta formación incluye técnicas de socorro ante las situaciones que suceden más frecuentemente dentro del entorno laboral. Debe ser la capacitación mínima que se ofrezca, ya que incluye atención a casos como:

 

  • Pérdida de conocimiento
  • Obstrucción de las vías respiratorias
  • Estado de shock
  • Hemorragias 
  • Paro cardiaco

 

En el curso impartido se deben enseñar las técnicas específicas para cada situación, además de prácticas para reafirmar los conocimientos adquiridos.

Formación complementaria

Esto es para tratar situaciones un poco más complejas como:

 

  • Contusiones o fracturas
  • Quemaduras
  • Intoxicaciones

Se tratan de complicaciones que requieren de atención médica especializada pero necesitan ser controladas al momento. Aprender a mantener bajo control esta situación evita más daño al paciente en el tiempo de espera de un doctor.

Formación específica

Esta aplica dependiendo de la actividad que se lleva a cabo en una empresa. Si se trata de un espacio en el que se trabaja con sustancias tóxicas, los socorristas deben estar preparados para atender quemaduras de tercer grado, intoxicaciones graves y accidentes en caso de incendios o explosiones.

Para estos casos, se requiere de un botiquín especializado para tratar los probables accidentes.

 

¿Qué debe contener un botiquín?

Es indispensable contar con uno o varios, dependiendo del tamaño del establecimiento. El contenido debe ser revisado periódicamente para renovar el contenido en caso de contar con fecha de caducidad.

Los elementos básicos que debe contener un botiquín de primeros auxilios son:

  • Jabón neutro
  • Vendas
  • Guantes de látex (evita el contacto con la sangre)
  • Termómetro
  • Algodón
  • Analgésicos y antiinflamatorios
  • Agua oxigenada y alcohol 
  • Tela adhesiva
  • Tijeras, pinzas 
  • Gasas
  • Curitas

Es indispensable informar a todos los empleados de la ubicación de estos botiquines además de tenerlos en espacios de rápido acceso.

 

Fuentes: 

http://www.istas.net/web/index.asp?idpagina=1129

http://www.insht.es/InshtWeb/Contenidos/Documentacion/FichasTecnicas/NTP/Ficheros/401a500/ntp_458.pdf